SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

miércoles, 11 de noviembre de 2009

No sé rogar amor

Alex Stevenson Díaz, "A la espera"

No sé rogar amor


Aunque mis manos se agrieten en las sombras
buscando tu imagen que desapareció
de pronto,
aunque mis labios en silencio te nombren.
Yo no sé rogar amor.

Aunque los pájaros le canten cada día
a mi corazón que se siente triste.
aunque los silencios se asemejen a latidos
que se alejan y resuenan allá lejos.
No sé rogar amor.

Mis manos conservan las caricias prometidas.
Y los sueños forjados entre besos
sin embargo mis manos
se abren y te sueltan liberando los gestos,
como a una paloma.
No sé rogar amor.

Y aunque en mi memoria sigan girando
las ideas dulces,
los proyectos truncos,
la música del alma
que entornó los besos.
Si no llegas, aun esperándote,
dejaré de amarte
y de sentir que eres posible.
Me quedare dolorida,
pero libre
tratando de levantar mis pasos
de rescatar alientos y
guardar los besos,
de volver a las palabras nuevas,
a los sueños vírgenes
y a los despertares.
Si; no estaré rogando amor
ni mendigando caricias...
Nuevamente iré a los brazos
de quien crea que en mi muelle
hay amarras para sus velas.
No haré penitencias ni moriré de pena
puedo construir una morada nueva
fuerte e intensa como la nuestra
aunque sepa de su fragilidad
en la tormenta.
No sé rogar amor.

Yuri Tabak



3 comentarios:

SIL dijo...

Qué belleza has elegido hoy para publicar, Manuel...

Y sin embargo, debo confesar,

yo sí sé...

Un abrazo, Gladiador.

Rembrandt dijo...

No sé rogar , amor.
Esa es la lectura verdad?

Muy bello poema con el que me siento muy identificada.
Preciosa tu entrada de hoy, me gustó mucho.

Besos para vos.
REM

Yahaira Valverde dijo...

Precioso poema. Gracias por compartirlo