SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

sábado, 4 de julio de 2009

Moszy


En estos días, en que los medios de comunicación nos están acribillando recordándonos la vida, obra y miserias de Michael Jackson, el hombre negro que quiso ser blanco, he recordado una noticia de hace un par de meses que me causo un gran impacto. Es la historia de Moszy, un inmigrante subsahariano albino que llegó en cayuco a Tenerife, y solicitó a los agentes de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional que activaran su solicitud de asilo, porque temía ser asesinado y devorado en un ritual de brujería si era repatriado a Benín, de donde decía proceder.

El joven, de apenas 18 años, permanece encerrado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Hoya Fría, tras pasar por el juzgado, donde se le comunicó que sería devuelto a su país. La Comisión Española de Ayuda al Refugiado ya ha movilizado sus servicios jurídicos para sacarlo de allí "cuanto antes", dado que su caso encaja en uno de los cincos motivos contemplados en la Convención de Ginebra para la concesión de asilo (raza, nacionalidad, religión, pertenencia a grupo social u opiniones políticas).

"Los albinos en África son considerados un mal augurio o un factor de buena suerte. Es lógico que tema por su vida, porque, según los distintos pueblos y etnias, su cuerpo puede ser objeto de sacrificio".

El albinismo es una condición genética en la que hay una ausencia congénita de pigmentación (melanina) de ojos, piel y pelo en los seres humanos y animales causado por una mutación en los genes. También aparece en los vegetales, donde faltan otros compuestos como los carotenos. Es hereditario; aparece con la combinación de los dos padres portadores del gen recesivo.

En los individuos no-albinos, el cuerpo transforma el aminoácido tirosina en la sustancia conocida como melanina. La melanina se distribuye por todo el cuerpo dando color y protección a la piel, el cabello y el iris del ojo. Cuando el cuerpo es incapaz de producir esta sustancia o de distribuirla se produce la hipopigmentación, conocida como albinismo. La melanina se sintetiza tras una serie de reacciones enzimáticas (ruta metabólica) por las cuales se produce la transformación del mencionado aminoácido en melanina por acción de la enzima tiroxinaza.

Los individuos albinos tienen esta ruta metabólica interrumpida ya que su enzima tiroxinaza no presenta actividad alguna o muy poca (tan poca que es insuficiente), de modo no se produce la transformación y estos individuos no presentarán pigmentación.

Existen diferentes tipos de albinismo y algunos pueden ser rubios o tan solo presentar ojos claros pero no tener pelo rubio. Por eso es incorrecto concluir que una persona albina tenga todas las características en una sola. Hoy día está muy extendida esta condición genética en el mundo.

La falta de pigmentación en la piel afecta a una de cada 20.000 personas de raza blanca, un porcentaje que aumenta hasta una de cada 4.000 entre las de raza negra. En África, los negros albinos sufren numerosas enfermedades en la piel, que derivan en cáncer, y en la vista, que les llegan a causar ceguera. Pero ése no es el peor de sus temores.



La situación de los albinos en África varía según los países. En líneas generales son repudiados y expulsados de sus clanes, lo que ha originado la creación de varias ONG que acuden en su ayuda. La canadiense Under the Same Sun (www.underthesamesun.com) advierte de las matanzas que sufren los albinos en Tanzania, donde cada año son asesinados entre 60 y 70 de ellos en rituales. Sus dedos son utilizados como amuletos y con su sangre se elabora el muti, una bebida que preparan los brujos locales en la creencia de que trae fortuna.

Uno de los albinos africanos más conocidos es el griot maliense Salif Keita, que en varias ocasiones ha reconocido haber sido expulsado de su casa cuando era pequeño, caminar centenares de kilómetros descalzo y vivir de las sobras antes de convertirse en una estrella internacional de la música.


10 comentarios:

SIL dijo...

MI VALIENTE GLADIADOR

He leído tu post de raíz a copa.
He estado atenta al vídeo alusivo.
Me ha dejado muda y reflexiva, e indignada, etc.
Yo opino.... que jamás caerás en la superficialidad.
Simplemente, es un sustantivo que no te cabe.

BESOS de una fiel seguidora del sur más sur del mundo.

Rembrandt dijo...

No conocía la historia de Moszy y me ha dado mucha tristeza.
No solo él sino todos los que sufren discriminaciones y vejaciones de todos tipo por el hecho de ser diferentes.
Será que la cuestión de piel es algo que algunos "seres vivos" -no los llamo personas- no podrán nunca superar???

Muy buen post.

BESOS
REM

Mermaid Lullaby dijo...

Interesante pero muy triste: el ser humano no deja de encontrar formas de discriminación.
Conozco algún caso cercano y es realmente complicado. Aunque no lo nombras, el problema de las enfermedades visuales asociadas es también muy grave.

Lili.- dijo...

Querido Máximo Décimo, desconocía este caso, y también quedé enojada y reflexiva.
Sin embargo, con un poco de esfuerzo puede comprenderse dentro de su cultura, de sus tradiciones, y muy bien explicás el por qué del prejuicio. Y aunque no se justifica, se entiende.
Sigo sin entender otros Moszy, en otras culturas mas "civilizadas", en grupos que predican el amor entre humanos. Y sigo pensando sobre cuánto nos fata para por fin aprender de las diferencias...
Te dejo un beso grande.-

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

esta noticia la vi y me llamó mucho la atención...sabía algo de lo que ellos sufren pero, a raíz de esa historia, estuve investigando y las cosas que descubrí ( las que relatas y otras peores) me destrozó...ojala se quede aquí, enviarlo allá sería desahuciarlo...
besitos.

Carpe Diem dijo...

Coincido plenamente con vosotras sobre la tristeza de esta noticia, pero debía contarla.

Cada día vemos en las noticias los desembarcos de inmigrantes en nuestras costas y parece que nos hemos acostumbrado de tal manera que ya ni nos afectan. Cada una de las personas que llegan tiene una historia distintita y muy mal debe de estar en su país para abandonarlo y dejarlo todo, casa y familia para así evitar morir de hambre o asesinado. En éste caso es asombrosamente cruel lo que puede hacer la tradición en algunas culturas. Moszy se embarcó porque desde su nacimiento ha sufrido la discriminación en su familia y entre sus vecinos, pero sobre todo porque los albinos negros, que son una carga cuando están vivos porque necesitan cremas de protección solar, gafas negras y ropas para estar tapados de pies a cabeza, una vez muertos son una fuente de riqueza. Cada parte de su cuerpo es usada para rituales de brujería. Con algunos órganos se elabora muti, un bebedizo que dicen trae buena suerte. Los dedos sirven como amuletos y por una pierna puede llegar a pagarse hasta cerca de dos mil euros. ¿Quién sería capaz de enviar a este chico de vuelta?

Calpurnia dijo...

que terrible, la noticia.
Me seguiré pasando a leerte más veces
saludos

Aimara dijo...

Ojalá que no sean capaces de hacerlo, que lo dejen aqui y asi pueda salvar su vida que ya es bastante triste la situación en la que ha estado "viviendo "estos años. A mi me queda la duda, de que el chico se quede, sinceramente... todo se mueve por la política, si in teresa se queda y si no...se va.
Me ha gustado tu post, triste y real como la vida.
Muchos besitos astrales y mas Luz gladiador!!

Elio Milay dijo...

Pienso, sinceramente, que es mucho mejor espaciar ligeramente las entradas y que vayan siendo así de buenas, a publicar con más asiduidad y que la calidad baje. El blog, a medio y largo plazo, lo agradece. Los lectores, también. Y a nivel personal resulta mucho menos estresante.

Tú hazlo al ritmo que veas, pero mantén este nivel de exigencia y con ello además de entretener, también concienciarás e informarás. Eso es lo que yo -en mi para nada imprescindible opinión- pienso. No me gusta que un blog tan potente como éste, no sea lo que debe ser.

Ahora, está a un nivel muy alto en todos los sentidos. Sin renunciar a la variedad, pero sin caer en intrascendencias.

Espero aplicarme el cuento yo también, claro. Pero está claro que tu blog es mucho más completo y variado que el mío en cuanto a temática, por eso es más probable que guste a mucha gente. Sólo hace falta un poco de auto-publicidad aquí y allá, cosa que también estás haciendo bien, evidentemente.

Felicidades, de verdad. No comento nada de la entrada en concreto, porque todo lo aportas tú ya. El penúltimo párrafo hiela la sangre. No tengo nada que añadir. Ni en la anterior tampoco. Son perfectas, ambas.

Y si fuera al revés, también lo diría. No te pienses que lo digo "reconciliarme". Lo digo, porque es la verdad y punto.

Carpe Diem dijo...

Gracias Elio, agradezco tu generosa opinión respecto a la calidad de mi blog. Creo que se nota que cada vez me estoy volviendo más exigente y que no publico cualquier cosa. Intento seleccionar todo lo que puedo, aunque es difícil acertar con los gustos de todo el mundo. La variedad es un cuchillo de doble filo, por una parte hay más temas dónde elegir y por otra es complicado que todo lo publicado esté en armonía, sin desentonar.

Bienvenido, de nuevo.