SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

lunes, 25 de mayo de 2009

Canción de Gozos

"Luz entre caricias" Israel Zzepda

Tus ojos:
mi sinfonía,
mi música desierta,
el poema inconcluso de la tarde de ayer,
el vagón que se pierde y regresa,
la serenata dulce y celeste que canta mi alma.
Tu boca:
delicioso maná que come mis labios,
cuna lujuriosa que invade mi ser,
canción de gozos que arremete,
tumba, prisión, libertad, vida...
lujuria, frenesí,alfa, omega...
mi-tumba, mi-frenesí,mi-libertad y mi-omega.
Tu piel:
deseo inquebrantable de lo bendito y de lo poseso,
leve jazmín que penetra mis tormentos,
calor suave de placer codiciado,
principio de mi delirio,
final de lo ideado.
Tu cuerpo:
recinto sagrado que profano con vehemencia,
colinas y llanos que recorro con mis manos,
caballo audaz y soberbio que cabalgo,
cima del éxtasis,
apogeo de lo vetado,
fabula que acaba y comienza en el umbral de mi pubis.
Tu alma:
¡Oh Mandaliet, quien pudiese precisar
con palabras o indicios,
lo que habita en tu alma!
¡Oh Mandaliet, yo que navego
tu cuerpo como el más osado marino,
nunca logro llegar al camino
empedrado y glorioso,
que conduce a tu alma!

Zayadith Hernández


http://lahamacadelpensador.blogspot.com/

http://ysilosmandamostodosalcarajo.blogspot.com/

3 comentarios:

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

Un placer estar aqui en el Coliseo, muchas pero muchas gracias!...No conocía a este artista, pero la obra es fabulosa, si no te importa me anoto el nombre para estudiar su obra...
besitos y muchisimas gracias!

Carpe Diem dijo...

Gracias a ti por cederme este poema. Es un placer poder publicar trabajos de amig@s.
Un beso.

Rosario dijo...

En mi blog tienes un premio especial para ti desde mi corazón.
Un besito Rosario