SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

jueves, 25 de marzo de 2010

Carpe Musicam ♫ 10.000 Maniacs ♫ Because the Night

No hace mucho leí en un blog acerca de los Soundtrack Mentales o las bandas sonoras mentales que sin querer nuestro cerebro nos hace sonar cuando ocurre algo en nuestras agitadas vidas. Creo que esto no sólo me ocurre a mi, ¿verdad? es algo curioso y debe ser porque vemos mucha TV o Cine en donde todas las escenas importantes van acompañadas de una canción en particular.
Igual que los olores o los perfumes nos recuerdan a personas o lugares, todos tenemos o hemos tenido alguna vez una canción que consigue ponernos melancólicos, que nos hacen pensar en nuestra infancia, en lo que vivimos años atrás, en los viejos amigos, los primeros amores...
Por eso he decidido hacer repaso a esas canciones, tan especiales para mí., y que tienen un significado que me transportan a tiempos pasados, quizás mejores que los que hoy vivimos, o quizás no.
“Carpe Musicam” está centrado especialmente en las décadas de los 80 y 90. (M.D. Meridio)

El quinteto neoyorquino 10.000 Maniacs, fue una de las bandas pop norteamericanas más innovadoras de finales de los 80. Comandados por una personalísima cantante de frágil aspecto llamada Natalie Merchant, su música es un suave cruce entre el folk norteamericano de los años sesenta y el rock británico de la época.

El nombre del grupo sufre varias transformaciones “Still Life” pasa a llamarse “Burn Victims” primero para adoptar después su nombre definitivo, 10.000 Maniacs, en honor de la película de terror de serie-B titulada “Two Thousand Maniacs”.

El conjunto 10.000 Maniacs se formó en el norte de Nueva York en 1981. Libres de todo prejuicio, se autoprodujeron sus primeros discos hasta que en 1983 firmaron un importante contrato con la multinacional Elektra.

Desde entonces su carrera fue en ascenso, y estuvo considerado como uno de los grupos preferidos por el numeroso público universitario norteamericano, con aceptable popularidad en Europa. Durante una de sus giras por este país dieron a conocer a Tracy Chapman, una vieja amiga de la banda que les acompañaba en calidad de telonera.

Política y socialmente la banda estaba muy comprometida, y muchas de sus canciones reflejan la preocupación del quinteto por temas como el deterioro ecológico, el racismo o los conflictos bélicos. "Somos un grupo que vive la realidad del mundo" solía decir Natalie Merchant, "y nuestra música no puede ni debe mantenerse al margen".

En abril de 1993, los 10,000 Maniacs graban un concierto acústico para la emisora MTV, “MTV Unplugged”, y Natalie Merchant anuncia públicamente que abandona el grupo. En octubre se publicará el disco del “MTV Unplugged”, del que se escuchará insistentemente el single “Because the night”, maravillosa versión del tema escrito originariamente por Bruce Springsteen y Patti Smith.


4 comentarios:

Pilar Chauca dijo...

Hola Meridio! feliz primavera! ya veo la primavera que nos has puesto de recibimiento y hasta has cambiado el color de la tipografía jejeje (que me he dao cuenta) Esperemos que se note!!! porque todavía anda un poco nublada la cosa....qué rollo

Bueno, a mí me pasa como a tí, la "banda sonora de mi vida" también la centro en los 80 y 90. La de los 90 es la de mi época, pero los 80 son los mejoressssssss. Como me llevo unos añitos de diferencia con mis hermanos, ésta es la música que ellos escuchaban, entonces es a lo que estaba acostumbrada a oir a toda pastilla en casa los sábados por la noche antes de salir cuando eran jovencitos (qué tiempos), es por eso que quizá me es inevitable asociarla con mi infancia y por eso es la mejor, no solo musicalmente (que lo es, para mí, claro, y sin ser objetiva, claro) sino por lo que me transmite. Es la mejorrrrrrrr y es la que me acompañará siempre.

Y como decías, por supuesto, un olor, una fragancia, una canción te hace viajar en el tiempo o el espacio y transportarte a un buen o mal momento de tu vida, eso es lo mágico. Al menos, podemos viajar en el tiempo de este modo. Precisamente, en la facultad he recurrido mucho a este tema en mis proyectos.

Bueno, cuídate y seguimos leyéndonos. Un beso. Pitu.
pd. el directo de la canción (que tantas veces habremos escuchado) muy bueno, no lo había visto nunca.

zayi dijo...

No lo conocía pero suena bien...yo tb soy de esas que los olores, la música e incluso los sabores le llevan a una época especial de su vida...
Alguien me dijo una vez que envejecemos cuando nos pesan más los recuerdos que los "por hacer"...creo que ya me ando poniendo vieja porque no veas la de recuerdos que me ando desempolvando a diario...ahora mismo estaba viendo las fotos de cuando nació mi peque ( el mayor), fue sólo hace siete años...pero lo veo tan sepia todo...
Un besito.
Feliz vacaciones si te vas de vacaciones...si no, feliz finde. :)

Hotel Existencia dijo...

Como no recordar esta canción que, forma parte, como tantas otras de los 80 y 90, de una parte esencial e irrepetible de la "banda sonora" de mi vida.
Saludos.

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Ostras CARPE DIEM Décimo, al ver tu blog con tanto Maximo y tanta ROMA VICTOR + pelis + y músicas, et...me he dicho, Natalí este va de tu rollito más o menos, pero no filustro por donde apuntarme para seguirte !voto a Marte y a la Medusa! ¿estaré cegata?
Que Fortuna te acompañe !ave!, por si te interesa, mi blog:

http://nataliasenmarti.blogspot.com