SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

jueves, 4 de febrero de 2010

Verdad palmaria


Los toros, pueden gustar o no gustar, claro, cada uno es cada uno. Pero sería estimulante que los aficionados a esa expresión cultural hicieran una crítica del gusto. En otros ámbitos admitimos sin problemas que disfrutamos con pasatiempos detestables y nos aburrimos con distracciones admirables. ¿Qué hay de malo en aceptar los aspectos oscuros o mal considerados de nuestras inclinaciones? El maltrato a los animales está mal visto (ya era hora), incluso hay leyes que lo persiguen, aunque estableciendo salvedades. Nada que objetar a las salvedades, la vida es así, no lo he inventado yo, etcétera. También la tortura está prohibida, a menos que la ejerzas en Guantánamo, con gente cuya piel es más oscura que la tuya. Y el terrorismo se persigue de manera implacable, excepto cuando se trata de bombardear Irak. Anomalías culturales, qué le vamos a hacer, lo que no quita para darse cuenta de que el terrorismo es terrorismo incluso si lo practico yo.

Parece evidente que al toro de lidia se le maltrata. ¿Que a usted le gusta? Nos parece muy bien, no lo vamos a censurar. Pero hombre, hombre, reconozca que las banderillas, las puyas, el estoque y demás instrumentos quirúrgicos hacen daño (además de humillar). En el acto de arrojar una cabra viva desde un campanario hay belleza, no vamos a negarlo. A mí al menos me sobrecoge esa lucha titánica entre el cuerpo del animal y la fuerza de la gravedad (de la que siempre sale vencedora, por cierto, la última), por no mencionar la precisión matemática del movimiento uniformemente acelerado, que se cumple con todas y cada una de las cabras, no importa su condición. Todo eso está muy bien y si a uno le gusta. Pero hay tortura, hay maltrato, hay vilipendio. ¿Por qué a los taurinos, muchos de ellos intelectuales de pro, les cuesta tanto admitir esta verdad palmaria?


Juan José Millás, El País 29/01/2010

11 comentarios:

Pilar Chauca dijo...

Quizá no lo reconozcan porque no están de acuerdo en que se trate de un maltrato. Si no estás de acuerdo, no puedes reconocerlo, ¿no?

Coincido con J.J.Millás en la importancia de hacer autocrítica, respecto a cualquier tema y tirar p´lante, es más, lo aplaudo. Las cosas como son, a mí personalmente no me es difícil, pero la de personas que no lo reconocen...incluso uno mismo en ocasiones, ¿no?

Te voy a desvelar un ejemplo muy malo: me reconozco a mí misma viendo realitys y cualquier debate de pacotilla sin fundamento alguno, sí, los he visto y aún me engancho a alguno, sé lo que son, sé lo que venden, sé a lo que me expongo (el riesgo es menor porque ya no tengo 15 años, por supuesto). En ocasiones acudo a ellos y los utilizo de sintonía mientras trabajo.

Pero, también leo, también adoro Cortázar, también escribo, también voy de exposiciones, también investigo, ¿me entiendes, no?. Espero explicarme bien, para mí es importante. Es decir, tengo otras inquietudes, pero de verdad te digo que muchas veces he llegado agotada a casa de tantas de ellas que he necesitado poner "El hombre herramienta" por poner un ejemplo light y "desconectar" un rato.

Un saludo.

SIL dijo...

Estoy muy en contra del maltrato a los animales.
Pero está tan arraigado en la tradición de los pueblos, y tan aplaudido por las masas!!

Las corridas de toro no son soportadas por mis ojos, y aún así, seduce tanto el entorno...
Y en mi país ocurre con la doma de potros salvajes.
Hasta las muertes de domadores se ven como algo natural.
Se olvidan.
Es parte del paisaje.
O sea, que desde la antigüedad hasta aquí, poco y nada hemos mejorado, mi buen amigo.


UN GRAN ABRAZO GLADIADOR.


SIL

zayi dijo...

Tengo muchos amigos amantes de los toros ( ridiculo que se llamen amantes de toros porque si son amantes de ellos, no debería gustarles que los torturen), incluso hay algún torero por ahí entre ellos y la verdad, es que ellos no oyen razones...No lo ven como una tortura... me gustaría verles torear con un tigre a ver si son iguales de machos...
Besitos

Pilar Chauca dijo...

Querido Gladiador, la verdad es que dejando a un lado el tema que nos planteas, me ha alegrado ver como alguien (SIL) podía contemplar su valor estético cuando decía "seduce tanto el entorno" independientemente de su rechazo. Y me ha recordado un fragmento de una entrada "Sobre obra artística, artista y estética" que escribía yo al comenzar el blog en abril de 2009, decía así:

"Para contemplar “estéticamente” la obra artística debemos mantener una distancia temporal y espacial respecto a ella. En definitiva, se trata de tomar perspectiva. Cuantas veces una obra ha levantado susceptibilidades religiosas, culturales o históricas, si realizamos el ejercicio de descontextualizarla podrá existir goce estético en ella, los uniformes militares o la fotografía de guerra son un claro ejemplo de casos en los que desvincularnos del carácter connotativo implícito en la misma favorecerá su análisis únicamente estético y la apreciación de su belleza."

Como foto al pie ponía la famosa "Muerte de un miliciano" de Robert Capa.

Me viene a la mente cuánto se habrá pintado, escrito o fotografiado sobre la fiesta nacional, arraigada en nuestras costumbres desde no sé cuándo. Sin entrar a valorar si se trata de maltrato o no.

Un saludo.

oscar dijo...

Hola!Soy nuevo en este blogger. Espero que me firmes en mi blogger yo me pasaré a menudo por el tuyo. Un saludo!

Rembrandt dijo...

Amigo mío,
a mi me parece un horror , no le encuentro nada (tradiciones, costumbres...etc.) que puedan disculpar semejante aberración.

En otro orden de cosas y salvando las distancias opino lo mismo del boxeo.

Besos para vos y que todo esté bien.
REM

JOSE MARIA FLORES ROMERAL dijo...

Me llamo Jose María Flores,me gusta mucho tu Blog, soy un "fanatico" del Rugby, forges, J.J.Millas. y Taurino.
Coincido totalmente con Millás.
Me pasaré muy amenudo por tu blog. merece la pena visitarlo.
Lo aconsejaré a mis amigos

Liliana Lucki dijo...

Admitir........

Hotel Existencia dijo...

Carpe Diem!
Qué difícil se hace siempre entender la incoherencia humana y qué fácil dictar sentencias.
Fijate, acabo de escribir incoherencia, dando por sentado que se diferenciar entre lo coherente y lo que no lo es y, lo cierto, es que tengo que vigilarme mucho para sorprendereme saltándome mis propias reglas.
Un besazo

Queralt. dijo...

Estoy agotada... ¡qué dificil es todo!
Necesito dez años sabáticos...

Besos.

Querlat.

Olga i Carles dijo...

Aún hay mucha inmadurez en nuestra cultura llamada civilizada. Parece mentira que nos llamemos humanos.
Por suerte están entrando las potentes energías del cambio a la revolución.

Gracias.
Un saludo afectuoso.