SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

martes, 20 de octubre de 2009

Mil perros


Cuenta la historia que hace mucho tiempo, en un pequeño y lejano pueblo, había una casa abandonada. Cierto día, un perro callejero, buscando refugio del sol, logró meterse por un agujero de una de las puertas de dicha casa. El perro subió lentamente las viejas escaleras de madera. Al terminar de subir se topó con una puerta entornada; lentamente se adentró en el cuarto y para su sorpresa, se dio cuenta que dentro de ese cuarto había 1000 perros más observándolo tan fijamente como él los observaba.

El perro, entusiasmado, comenzó a mover la cola y a levantar sus orejas poco a poco, y, curiosamente, los 1000 perros hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos. El perrito se quedó sorprendido al ver que los 1000 perros también le sonreían y ladraban alegremente con él.
Cuando salió del cuarto se quedo pensando para si mismo:

- ¡Que lugar tan agradable! ¡Voy a venir mas seguido a visitarlo!

Tiempo después, otro perro callejero entró a la misma casa y se encontró en el mismo cuarto. Pero, a diferencia del primero, éste, al ver a los otros 1000 perros en el cuarto, se sintió amenazado, ya que lo estaban mirando de una manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir, e inmediatamente vio como los 1000 perros le ladraron también a él del mismo amenazante modo.
Cuando este perro salió del cuarto pensó:

- ¡Que lugar tan horrible es este! ¡Nunca mas volveré a entrar allí!

En la fachada de dicha casa se encontraba un viejo letrero que decía:

"La casa de los 1000 espejos"


No somos responsables de la cara que tenemos, somos responsables de la cara que ponemos. Y, no cabe duda que recibimos lo que damos.

Cuento Zen, Autor desconocido


12 comentarios:

Graciela dijo...

Muy buena la historia. Es cierto que recibimos lo que nosotros mismos generamos.
Hablando de los perros, estoy siguiendo por Animal planet, un programa llamado "El encantador de perros", en el que César, un mexicano que adora a los perros y sabe cómo tratarlos, visita familias que tienen problemas con sus perritos, para asesorarlos.
Es increíble cómo en pocos minutos
con una buena actitud, los perros modifican su conducta agresiva.
En mi casa vemos el programa porque ha resultado interesnte, ya que excede el comportamiento de las mascotas. se encuentra reflejada la conducta de los hombres en cada episodio.
Tu post lo he relacionado con ésto.
En tu blog tú emites "buena onda" como decimos los argentinos, es decir buena energía, y eso es lo que recibirás de tus visitantes y amigos.
Un beso!

Jota Willem dijo...

Me acabas de recordar este relato y es verdad la razón que tiene. Tu energia positiva atrae energia positiva y la negativa a la negativa.
Asi que hay que sonreir lo maximo (meridio) posible y disfrutar de un buen dia.
saludos!!

SIL dijo...

Qué bello lo que posteaste hoy.
Qué sabio.
Y cuánta lectura entrelíneas.
No conocía el cuento.
Me lo llevo en el alma.
Un beso , Gladiador ...

marga dijo...

Muchas personas se quejan siempre de lo que reciben, sin reparar que es su comportamiento el que genera esa cosecha, se recoge lo que se siembra, y el que siembra vientos...ya se sabe lo que recoge.

Me encanta este cuento, lo conocí hace poco, me agrada volver a encontrarlo, siempre es bueno pararse a reflexionar sobre nuestas actitudes.

Un saludo.

M.D.Meridio dijo...

GRACIELA Aquí también lo emitieron hace un tiempo y es curioso ver, como dices, el comportamiento de los dueños a veces peor que el de los perros. Seguro que en “Perroland” hay un programa titulado “El encantador de humanos”, los canes aullarán asombrados.

Lo de la buena onda y energía positiva en el blog es recíproco entre vosotr@s mis amigos y yo. Es un lujo y una suerte. Intentaré no bajar el listón.
Gracias.

J. WILLEM Lo malo es cuando vamos con una sonrisa de oreja a oreja y a pesar de ello nos encontramos con algún indeseable que nos ladra y nos la borra de un plumazo.



SIL Si la lectura entre líneas es con una sonrisa, mucho mejor. La prueba, siempre tus positivos comentarios.



MARGA Sonríe sin motivo, pero con sinceridad, porque tampoco hay motivo para dejar de hacerlo.

Simone B. dijo...

Que cosa más bonita la que has publicado, no conocía esa historia y me ha gustado mucho, se la contaré a mis pequeñas en cuanto tenga oportunidad.

Besos!

Lili.- dijo...

Me encantó la historia! Vamos espejándonos en los demás de modo permanente, y vemos reflejado aquello que muchas veces negamos en nosotros. Proyección que le dicen... "Sombra" le llamaba Jung.
Estas entradas hacen pensar querido Máximo Décimo. Gracias!

M.D.Meridio dijo...

SIMONE Seguro que a tus peques les gusta este cuento de perritos, ya me contarás.
Besos.

LILI Cuando paso delante de un espejo y tengo mala cara o estoy de mal humor intento hacer una mueca en plan “payasete” y al final acabo riéndome yo sólo. ES un buen ejercicio.
El pobre Conde Drácula siempre estará de mal humor. Jejeje!!!

antonio lopez conesa dijo...

Un día me dijeron: "si no te gusta lo que recibes, observa lo que emites". Esta historia es un claro ejemplo. Fuerza y Honor Máximo.

M.D.Meridio dijo...

ANTONIO "Cuando apuntas con un dedo, recuerda que los otros tres dedos te señalan a ti. - Proverbio Inglés".

Vis et Honor!!

zayi dijo...

Que moraleja más bonita...aunque a veces las cosas no son tan sencillas...
Un besito

maria dijo...

El comportamiento de los animales nos enseña muchísimo.

Ellos no nos mienten.

Si nos dan,no halagan y después locamente clavan

un puñal. Como el ejemplo de Elio.No los come

pero no aprende de ellos. Pascuali de Maria.