SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

jueves, 11 de junio de 2009

Donante

Hoy he experimentado una gran experiencia. Durante una visita rutinaria al hospital una enfermera me ha preguntado muy amablemente si tenía media hora de tiempo y quería donar sangre. “Por supuesto", le he dicho, así que me he convertido en donante de sangre, y aunque pueda parecer una tontería, uno se siente mejor consigo mismo después de la donación. Sólo pensar que con este pequeño acto puedo salvar una vida o ayudar a algún enfermo tras una operación o accidente es suficiente recompensa. Por desgracia y en numerosas ocasiones y tras alguna operación familiares cercanos han necesitado transfusiones, pero en esos momentos no pensamos en lo importante que son los bancos de sangre ni nos preocupa de donde viene el líquido vital.

Entonces estaba muy concienciado, pero luego la excusa de falta de tiempo parece suficiente para olvidar el tema. La sangre no se fabrica, sólo puede ser donada.

Desde aquí os animo a todos a donar, es algo que no hace daño a nadie y puede salvar muchas vidas.


EL PROCESO DE LA DONACIÓN

Filiación del Donante: Se recogen los datos personales del donante. Es imprescindible que el donante se identifique con el DNI o documento equivalente.

Autoexclusión: El donante recibe una hoja informativa sobre las actividades de riesgo que pueden dar lugar a la infección de enfermedades como el SIDA o hepatitis.
Se trata de que el donante, cumplimentando el formulario de autoexclusión, se excluya a sí mismo si cree que puede estar en riesgo de padecer alguna de estas enfermedades.

Entrevista Médica: Permite al médico identificar situaciones de riesgo para el donante o para el paciente, por lo que puede ser excluido, al menos, hasta que la causa de exclusión deje de constituir un riesgo.

Exploración: El médico toma la tensión arterial y el pulso al donante, también se le realiza una prueba de hemoglobina para detectar si tiene anemia.

Extracción: Empleando material estéril y de un sólo uso, se le extraen al donante 450 ml de sangre, así como varios tubos para realizar diversos análisis (Grupo sanguíneo, pruebas infecciosas, etc).


¿Qué hacer tras donar sangre?:
Se deben tomar una serie de precauciones, tales como no fumar en dos horas, beber mucho líquido (nunca alcohol), no hacer ejercicio físico fuerte ni manejar maquinaria pesada en 12 horas y no coger peso con el brazo en el que se ha realizado la extracción.

El índice de donaciones en España es de 38 donaciones por mil habitantes y año, cuando según la Organización Mundial de la Salud debería de estar entre 40 y 50 donaciones por mil habitantes y año.

El aumento de la esperanza de vida al nacer y el envejecimiento de la población hacen prever un incremento continuo de la demanda de sangre y de sus componentes.

Igualmente, influye el gran incremento de la actividad sanitaria, que implica una demanda continua de componentes sanguíneos.

Finalmente, aumenta también el número de criterios de exclusión, que hace que aumente el número de personas que, aunque intentan donar, no pueden hacerlo. Las exclusiones de donantes están relacionadas con: características físicas (edad, peso…), estilos de vida y conducta (tatuajes, piercings…), historia clínica (cirugía, transfusiones, enfermedades), viajes (zonas tropicales…)

La sangre es un tejido irremplazable y que no se puede fabricar, por ello la única manera de conseguirla es mediante la donación voluntaria y altruista de las personas solidarias.

La sangre tiene fecha de caducidad, de ahí la importancia de que la donación sea un acto continuo pues unas grandes reservas de forma puntual no garantizan la cobertura de manera habitual.

La sangre se destina:

-Al tratamiento de enfermedades como la anemia, leucemia y hemofilia.

-En actos médicos como transplantes de órganos e intervenciones quirúrgicas.

-Igualmente, ante accidentes, hemorragias y quemaduras.

-También es necesaria en el caso de enfermos de cáncer, cuyas plaquetas se destruyen con el tratamiento de quimioterapia.

La razón principal por la que las personas declaran no donar sangre es porque nadie se lo ha pedido o porque les falta información.

Puede donar cualquier persona mayor de 18 años, que pese más de 50 kilos y que tenga un estado de salud bueno.


10 comentarios:

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

siempre he sido partidaria de donar todo, no sólo la sangre, sino también los órganos cuando ya no los necesitemos, pero en cuanto a la sangre, debo decir que A MI me salvó la vida hace casi dos años. Gracias a gente como tú no me morí después de tener una hemorragia interna y creo, que no hay palabras para agradecer a las personas que como tú aceptan donar sangre y quedan para siempre, dentro de nosotros...bravísimo guapo!
besitos.

Sil dijo...

MI VALIENTE GLADIADOR

SOY CERO NEGATIVO, Y HE DONADO MUCHAS VECES SANGRE, PORQUE NO SOMOS MUCHOS EN ESTE MUNDO CON ESE GRUPO SANGUÌNEO....
TU POST ES ALECCIONADOR.
BESOS en la arena.

Petrarca dijo...

Aich. Yo nunca me he atrevido. Quizá para que me atreva haga falta que una enfermera guapa me aborde en plena calle y yo no quiera parecerle asustado. A mí es que si no me manipulan no sé estar.

Lili.- dijo...

Querido Máximo Décimo, que buena esta entrada. Quienes hemos tenido a alguien muy querido en lista de espera para un transplante, sabemos lo que significa la espera agónica para el propio paciente y para su familia, porque ( al menos en la Argentina) no hay suficiente conciencia al respecto ni leyes que colaboren.
Donar sangre es más inocuo de lo que se piensa, dado que en poco tiempo estás restablecido. Y quizás sea una aproximación a la generosidad y altuísmo, para que cuando nos llegue el momento, dispongamos donar nuestros órganos.
Dar Vida. Que la propia Vida tenga un sentido :0)
Un beso muy grande, desde la Bahia.-

Rosario dijo...

Un enriquecedor post, te felicito
Yo soy 0 positivo y siempre que me llaman dono sangre, pero no solo debemos donar sangre sino que deberiamos donar nuestros organos..
Un besito Rosario

Carpe Diem dijo...

Esta mañana mientras me estaban haciendo la extracción una compañera de la enfermera que me atendía y que pasaba por allí le ha dicho: “Amparo vaya éxito, si tienes a cinco donantes a la vez”, ¿cinco? he pensado yo, deberíamos ser 500 y hacer colas durante horas, o ¿no las hacemos para otras cosas menos importantes?
Por supuesto que a partir de ahora intentaré hacer varias donaciones al año y además espero y deseo que cuando yo desaparezca todos mis órganos puedan ser empleados y sirvan para ayudar a varias personas con problemas y que de verdad en ese momento lo necesiten.
Que sirva esto como testamento vital.

Sil dijo...

MI VALIENTE GLADIADOR

NO ENTENDISTE.
ME ENCANTÓ TU COMENTARIO TÉCNICO.
ME ENCANTA TODO LO QUE ME SORPRENDE.
TE HABRÁS DADO CUENTA QUE TE HICE CASO EN EL MISMO INSTANTE QUE LO LEÍ.
VOY A SER MUCHO MÁS EXPLÍCITA, DE AHORA EN MÁS...

BESOS en la arena (con coraza ?? sin coraza ???) lo iré evaluando...

Simone B. dijo...

A mi me encantaría donar pero no puedo porque soy muy hipertensa y nunca me dejan, me da pena porque toda mi familia es donante a conciencia, incluso mi padre tiene un tipo de sangre al parecer muy poco común y hace unas semanas le llamaron tanto a casa como al trabajo la asociación de donantes para localizarle y que donara urgente.

Yo por lo menos he podido contribuir y cuando nacieron mis mellizas doné los cordones umbilicales y la placenta..algo es algo..


Saludos!!

Yahaira dijo...

Felicidades por ser un donador de sangre, tantas vidas se pueden salvar al hacer una donación.

Yo también he donado sangre...Me encanta tu personalidad, antes que me vaya a mi descanso. Te dejo un saludo enorme y gracias por estar ahí.

Tu blog está muy bien así como la música.

Nos vemos.

Carpe Diem dijo...

No sabes lo contento que estoy de verte por aquí Yahaira. El brillo de tu mandala seguidor me ilumina hoy y hace que me sienta feliz en un día que empezó de manera algo triste y extraña.

Ya estoy deseando volver a donar sangre. A partir de ahora lo haré de manera asidua.
Gracias por tu valentía y por acompañarme.

Un beso