SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

martes, 14 de abril de 2009

El Hombre de Vitruvio



Durante varios años de mi adolescencia colgaba de la pared de mi habitación un poster de El Hombre de Vitruvio. Yo que siempre he estado muy ligado al deporte, de todo tipo, me sentía muy identificado con este dibujo, aún sin saber muy bien lo que realmente significaba. Luego al leer el libro de Dan Browm volví a interesarme en el tema. Critican que la novela El Código Da Vinci tiene muchos errores históricos, geográficos o arquitectónicos pero hay muchas referencias a hechos reales y que resultan fascinantes, como es el caso de La proporción dívina, muy bien representada en El Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci.

"El número áureo o proporción divina se trata de un número que posee muchas propiedades interesantes y que fue descubierto en la antigüedad, no como “unidad” sino como relación o proporción. Esta proporción se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en las partes de un cuerpo, y en la naturaleza como relación entre cuerpos, en la morfología de diversos elementos tales como caracolas, nervaduras de las hojas de algunos árboles, el grosor de las ramas, proporciones humanas, etc.”

El Hombre de Vitruvio es un famoso dibujo acompañado de notas anatómicas de Leonardo da Vinci realizado alrededor del año 1492 en uno de sus diarios. Representa una figura masculina desnuda en dos posiciones sobreimpresas de brazos y piernas e inscrita en un círculo y un cuadrado. También se conoce como el Canon de las proporciones humanas. El dibujo está realizado en lápiz y tinta y mide 34,2 x 24,5 cm. En la actualidad forma parte de la colección de la Galería de la Academia de Venecia. Se trata de un estudio de las proporciones del cuerpo humano, realizado a partir de los textos del arquitecto de la antigua Roma Vitruvio de arquitectura , del que el dibujo toma su nombre. El cuadrado está centrado en los genitales, y el círculo en el ombligo. La relación entre el lado del cuadrado y el radio del círculo es la razón áurea. Para Vitruvio el cuerpo humano está dividido en dos mitades por los órganos sexuales, mientras que el ombligo determina la sección áurea. En el recién nacido, el ombligo ocupa una posición media y con el crecimiento migra hasta su posición definitiva en el adulto.”

Fuente: Wikipedia

Otro ejemplo de La Divina Proporción

"El nacimiento de Venus" Sandro Botticelli 1484


4 comentarios:

Lili.- dijo...

Máximo Décimo ( puedo llamarte "Maxi"?), entré a tu casa desde las casas de mis amigos. Parece que somos todos vecinos y conformamos un vecindario con características muy particulares...
Si me permitís, voy a seguir tu blog, porque me interesa el arte... Me hubiera gustado ser artista... Aunque Fraud decía que practicar la psicoterpia ( el hablaba del psicoanálisis) es una ciencia y es un arte...
Te dejo un beso bahiense... Y me encantó esa poesía cuya autoría generó debato. Le haré leer a mi marido... :0)

Lili.- dijo...

Fraud= Freud
psicoterpia= psicoterapia
debato=debate

Se que se entendió igual, pero vale aclarar que me doy cuenta y trato de corregir :0)
Beso bahiense.-

Palabras Andantes...... dijo...

Manuel, si te gustó la novela del Código da vinci, quizás te interese leer el libro, en el cual (dicen)se basó Dan Brown, algunos dicen que es un plagio a este libro...en fin, más allá de todos esos comentarios, este libro que te recomiendo no es una novela es más bien una recopilación de datos históricos comprobados muy interesantes sobre el priorato de Sión y el famoso santo grial, el libro en cuestión es: "EL Enigma Sagrado" de Richard Leigh y Henry Lincon.

bueno,
fins aviat =)

Carpe Diem dijo...

Es un honor que sigas mi blog, gracias. Y puedes llamarme como gustes, Máximo, Meridio o Manuel. Responderé igual.

Coincido contigo en la poesía, para mí es la más bonita y romántica que hay en el blog, y sí, que te la lea tu marido o mejor aún, os sugiero que preparéis el ambiente perfecto para ello. Poned la habitación a media luz, con una vela mejor, encended una barrita de incienso, elige una buena música y mientras tomáis una infusión relajante que él te lo susurre al oído… La mujer que amo es un pedazo de cielo en mis manos…

Un beso.