SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

domingo, 1 de marzo de 2009

SONRÍE

Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como aquel que no sabe sonreír a los demás.
Dalai Lama

3 comentarios:

Elio Milay dijo...

Chaval, esto es telepatía. ¿O qué pasa?

No había visto esta entrada hasta ahora (19:30 del domingo), te lo juro.

Lo digo por el dibujo que estoy haciendo entre ayer y hoy.

Por cierto, el Dalai Lama es Cáncer...

Carpe Diem dijo...

Creo en la telepatía. Esta entrada la tenía pensada hace días pero es hoy cuando me he decidido a publicarla. La sonrisa y el buen rollo son la esencia y motivo de mi blog.

Cuando me has dicho lo de la telepatía esperaba encontrarme un Dalai Lama azulete. Menos mal, queda mucho mejor así.

De todas formas, debe haber algún error, el Dalai Lama y Bush no pueden haber nacido bajo el mismo signo.

No entiendo nada!!!

Yahaira Valverde dijo...

Me gusta la frase. Ojála haya menos egoísmo en este mundo y nos olvidemos de los que nos aqueja. Hay gente que necesita un poco más de alegría, al menos podríamos hacer olvidar su pesar si fuesemos más generosos día a día con los demás. Gracias por hacerme pensar...