SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

lunes, 16 de marzo de 2009

KAPAX, el Tarzán del Amazonas


Acabo de leer la historia de este pintoresco y particular personaje y me ha parecido muy interesante. Una verdadera historia “de película”.

Viste pantalón corto y camiseta ajustada a una caja torácica digna de El increíble Hulk. Lleva un pedazo de machete al cinto que ni Cocodrilo Dundee y melena a lo Tarzán. Piel tostada y apariencia de atleta aunque a todas luces roza la edad de la jubilación. En tiendas y restaurantes de la ciudad hay varios póster en los que aparece el mismo sujeto con una anaconda enrollada al cuello, como le gustaba hacer a Miguel de la Cuadra Salcedo.

Es Kapax, el Tarzán del Amazonas".

Kapax se llama Alberto Lesmes Rojas y es todo un personaje en Colombia por sus hazañas en los ríos amazónicos y por su lucha en defensa de la naturaleza. Se hizo famoso en 1976 cuando con 28 años recorrió a nado 1.700 kilómetros del río Magdalena, el principal cauce de Colombia, que desemboca en el Caribe, durante un mes y siete días para llamar la atención de sus conciudadanos sobre la polución y la degradación a la que el hombre estaba sometiendo a los ríos.

Kapax es un personaje enternecedor y curioso. Tiene 61 años y trabaja ahora como guía para una conocida empresa turística colombiana. Nació en Puerto Leguizamo, una aldea perdida en la selva a orillas del río Putumayo. A los 8 años su padre los abandonó. El creció viendo películas de Tarzán en blanco y negro en el cinematógrafo de su pueblo; se quedó tan fascinado por las cabriolas y volteretas que veía hacer en la pantalla a Johnny Weissmüller que luego se iba al Putumayo y repetía todo lo que veía hacer a su héroe. Así fue como termino por mimetizarse con el personaje de ficción. Y empezaron a llamarle el Tarzán del Amazonas.

Kapax no tiene estudios ni preparación académica alguna, pero da charlas por los pueblos y aldeas tratando de concienciar a los niños de que hay que salvar los ríos y los bosques. En el 2000 volvió a repetir la hazaña y nadó los 80 kilómetros de Amazonas que separan Puerto Nariño de Leticia, conocido por los remolinos y la profundidad en este tramo (60 metros) amén del catálogo de bichos con dientes, colmillos o aguijones que habitan en sus profundidades no te acercas a la orilla ni para lavarte la cara. "Me siento muy seguro en la selva, atacar solo atacan los hombres, esos si que son peligrosos", asegura.

En las charlas les dice a los niños, "Que viajar es vivir".(Extracto)

El blog de Paco Nadal http://lacomunidad.elpais.com/paco-nadal
.

2 comentarios:

Elio Milay dijo...

Me gusta muchísimo este hombre. Es una mezcla entre De la Quadra Salcedo, Vázquez Figueroa, Johnny Weissmuller, y Cioli. Dirás que quién es Cioli... Pues es un señor ya mayor, que lleva toda su vida en las playas de Santander, vestido sólo con un pequeño bañador, desnudo casi, en verano y en invierno, siempre mirando al mar por si hay alguien que necesita que él vaya a rescatarlo. No sé a cuantas personas ha salvado de morir ahogadas. Docenas y docenas en tantos años. Cientos. En Santander es una institución el hombre. El socorrista de la playa por excelencia. Y físicamente, de cuerpo, tiene un aire a este Tarzán, aunque sin melena y más feo. A ver si un día te encuentro un artículo donde hable de él. Quizá en Google lo veas, marcando "Santander", "playa" y "Cioli".

Por cierto, a ti también te cayó bien Federico Castarés, ¿eh? Es un crack, ¿verdad que sí? Un diseñador de primera categoría además. ¡Y es tan joven! Apenas tiene 21 años. Imagínate lo que puede llegar a hacer con el tiempo, teniendo en cuenta las cosas que hace ya. Es súper creativo y encima nada orgulloso, se le ve muy buena gente, amable. Claro, es Piscis, signo de agua. Sensible.

Yo me uní a su blog porque me agradó la forma de ser que transmite en sus diseños, y además tenía ganas de que hubiera algún hombre más en mi blog. Así que usé la estrategia infalible de decir que sólo había chicas. ¿Qué hombre se resiste a eso? Ni siquiera un gay se resistiría.

Para dar más fuerza al gancho comercial femenino, cometí la inexactitud de no mencionarte, Osgood. Compréndelo, era para que a Fede se le hiciese la boca agua y no pudiese evitar venir. Pero ya veo que hicisteis buenas migas y que se ha unido a tu blog también. Me alegro mucho.

A mí este Fede Castarés me parece un genio del diseño. Y encima tiene buen carácter. Creo que es el primer argentino que me cae bien de verdad. Normalmente son tan fanfarrones... Bueno, tampoco es que los españoles me caigan nada bien. Tú eres una excepción, Meridio. La verdad es que a veces me siento extraterrestre en este país. Y en este mundo tan cruel y desaprensivo.

Así que la buena onda, como dice Fede, siempre es de agradecer.

Lo de Kapax nadando el río Magdalena durante 5 semanas para denunciar la contaminación de los ríos, me ha impresionado. Muy buena entrada, de lo mejor que he leído en tu blog. Es una mezcla de aventura, ecología, reportaje ameno y concienciación sutil.

Ah oye, gracias por tu apoyo explícito a la pequeña constitución que improvisé. Tú la pones en práctica siempre con tu forma de ser, así que no hace falta que jures nada. Sólo sigue siendo así de majo.

Fuerza y honor, Comandante.

P.S. A Fede le habrá gustado entrar en un planeta femenino, pero a las féminas seguro que también les agrada ver que al menos hay otro hombre. Aunque siempre pueden optar por volverse amazonas. Yo si fuera mujer, sería lesbiana. ¿Tú no?

Carpe Diem dijo...

Lo siento, no había pillado tu estrategia, pero parece que ha funcionado. Uno ya no está en esas batallas.
Este amigo Federico parece muy majo y no es psicólogo, como casi todos los argentinos y además no desentona nada en este mundo azul y rosa. Lo vamos a pasar “pirata”.

A mi también me conmovió la historia de este hombre, entregado a la causa sin pedir nada a cambio. Un verdadero héroe. Ya me gustaría a mí cuando tenga su edad, por lo menos “hacerme mis 40 piscinas”, pero sin bichos en el agua, eh!

Me abrumas con tus halagos, creo que eres el único hombre que ha dicho tantas cosas buenas sobre mí. La verdad es que yo estoy muy a gusto aquí en el Planeta Azul contigo y rodeado de tantas mujeres, que dicen tantas cosas bonitas.

Un abrazo, amigo Elio.

Sin las mujeres la vida sería muy triste y no tendría sentido.
¡VIVAN LAS MUJERES…!