SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

martes, 10 de marzo de 2009

¿Es el enemigo...?

¿Quién no recuerda a Gila? Otro maestro del humor. Realmente fue uno de los primeros monologuistas, además él utilizaba el teléfono en sus diálogos figurados, a veces surrealistas. Llamaba la atención que nunca utilizaba palabras malsonantes o polémicas.

Una curiosidad casi de chiste en su vida real fue, que durante la Guerra Civil fue fusilado junto con un grupo de republicanos por un pelotón borracho. No fue alcanzado por ninguna bala y se hizo el muerto hasta que pudo huir por la noche.
Poco después, en diciembre de 1938, fue hecho prisionero e internado hasta mayo de 1939 en un campo de prisioneros, donde coincidió con el poeta Miguel Hernández.
Aquí os dejo con uno de sus mejores monólogos telefónicos.

2 comentarios:

Mermaid Lullaby dijo...

Qué bueno, este Gila...
Lo de "parar la guerra" me ha recordado a la película "Merry Christmas", que les pongo a mis alumnos de 4ºeso todas las Navidades. Algunos de sus protagonistas son Benno Fürmann (GUAUUU!!!), Diane Krüger, y Daniel Brühl, tres de mis actores alemanes favoritos.
La película está inspirada en una historia real que se desarrolló durante la 1ªGuerra Mundial, el día de Nochebuena de 1914, en varias zonas del frente. Los soldados de las trincheras francesas, escocesas y alemanas, deciden protagonizar un episodio de fraternización sin precedentes:Dejan el fusil al fondo de sus trincheras para ir a ver al soldado de enfrente, estrecharle la mano, intercambiar con él un trago de whisky o un trozo de chocolate y desearle una muy "Feliz Navidad". Ese momento memorable empieza con la interpretación de "Stille Nacht" a cargo de un tenor alemán, ahora soldado, que se encuentra en la trinchera. Los escoceses acaban acompañando al alemán con sus gaitas. Momento emocionante donde los haya...
La película en versión original es una auténtica "Babel". Los personajes hablan tan pronto en alemán, como en francés o en inglés.
Así que me encanta por su fondo y por su forma. La tengo en casa. Si me prometes que me la cuidas, te la dejo.

Carpe Diem dijo...

Ok.Tiene buena pinta. Pásamela.

Te prometo que te la cuidaré, como hago con todos mis pequeños tesoros.