SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

martes, 24 de marzo de 2009

El club de los poetas muertos (CARPE DIEM)

Un grupo de alumnos de un estricto colegio privado descubrirán la poesía, el significado de "Carpe Diem" (aprovechar el momento) y la importancia de perseguir los sueños gracias a un excéntrico profesor de métodos poco convencionales que les despierta las mentes.




OH CAPITÁN, MI CAPITÁN

Oh Capitán, mi Capitán:
nuestro azaroso viaje ha terminado.
Al fin venció la nave y el premio fue ganado.
Ya el puerto se halla próximo,
ya se oye la campana
y ver se puede el pueblo que entre vítores,
con la mirada sigue la nao soberana.

Mas ¿no ves, corazón, oh corazón,
cómo los hilos rojos van rodando
sobre el puente en el cual mi Capitán
permanece extendido, helado y muerto?

Oh Capitán, mi Capitán:
levántate aguerrido y escucha cual te llaman
tropeles de campanas.
Por ti se izan banderas y los clarines claman.
Son para ti los ramos, las coronas, las cintas.

Por ti la multitud se arremolina,
por ti llora, por ti su alma llamea
y la mirada ansiosa, con verte, se recrea.

Oh Capitán, ¡mi Padre amado!
Voy mi brazo a poner sobre tu cuello.
Es sólo una ilusión que en este puente
te encuentres extendido, helado y muerto.

Mi padre no responde.
Sus labios no se mueven.
Está pálido, pálido. Casi sin pulso, inerte.
No puede ya animarle mi ansioso brazo fuerte.
Anclada está la nave: su ruta ha concluido.
Feliz entra en el puerto de vuelta de su viaje.
La nave ya ha vencido la furia del oleaje.
Oh playas, alegraos; sonad, claras campanas
en tanto que camino con paso triste, incierto,
por el puente do está mi Capitán
para siempre extendido, helado y muerto.

Walt Whitman

5 comentarios:

Mermaid Lullaby dijo...

Se me pone la carne de gallina cada vez que escucho al profe susurrar ese "Caaaarpeeee Dieeeem..." Brrrrr! Un escalofrío.
Muy apropiado este vídeo para tu blog.

Yahaira Valverde dijo...

Está película es única. Cuando daba clases de educación comunitaria, al comienzo pasabamos está película para sensibilizarlos.

La utilizamos en 5 ó 6 talleres, y cuando iba a empezar, estaba sentada en el piso viendo cada escena como si hubiera sido la primera vez que la viera.

Bueno hace un tiempo la compre, para rememorar tiempos aquellos.

Saludos.

Pd: Con está película memorice: Oh, capitán, mi capitán .... Oh Capitán mi Cápitan!!! ....de Walt Whitman.
Preciosa entrada.

Carpe Diem dijo...

Tienes razón sirena, si da un poco de escalofrío. Una buena profesora como tú sabe lo importante que es cada día el Carpe Diem y que seguro también alguna vez has susurrado a tus alumnos.

Carpe Diem dijo...

Gracias Yahaira por recordármelo. Voy a incluir el poema al final del video.
Un beso.

Yahaira Valverde dijo...

Gracias por ponerlo, lo acabo de leer y es precioso. Oh capitán, mi capitan.