SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

miércoles, 14 de enero de 2009

El Humor de Gomaespuma


Quiero recordar a un dúo que me ha hecho pasar unos ratos buenísimos durante más de 20 años en sus programas de radio en diferentes cadenas. Quien me conoce sabe que mi particular sentido del humor lo he heredado de estos dos personajes. El programa mezclaba humor, actualidad y música. También había entrevistas y secciones que hablaban de salud, tráfico, comida, flamenco, cine, literatura... Duraba 3 horas y se emitía de lunes a viernes. Actualmente Gomaespuma dirige una fundación que lleva el mismo nombre, y periódicamente dan información sobre las actividades de ésta en su página web.





Durante los Juego Olimpicos de Pekin 2008 presentan en La 2 Pasando Olímpicamente, un programa con su habitual mezcla de humor y actualidad. Realizado desde Pekin, repasan la jornada olímpica y entrevistan a los protagonistas de las olimpiadas. Un programa parecido hicieron durante el festival de cine de San Sebastián, donde incluyeron una versión de Gomaespuminglish, ésta vez con el idioma vasco, llamada "Gomaespurrua". El programa ha ganado el Premio Ondas 2003, el 42º Premio de la Fundación Fernandez Latorre y el premio Micrófono de oro 2006.

2 comentarios:

Yahaira Valverde dijo...

Hola Carpe Diem:

Te dejo está historia, espero te guste.

Cuento de los indios Chimane (Bolivia)
Ñucu, el gusano

Hace muchísimo, muchísimo tiempo, el cielo estaba tan cerca de la tierra que de vez en cuando chocaba con ella matando a muchos hombres.

En uno de los pueblos chimanes*, vivía una mujer pobre y solitaria. Pasaba hambre ya que no tenía a nadie quien le ayude en su chaco* o en cualquier trabajo para conseguir alimento.

Un día, entre las hojas del yucal, vió algo brillante. ¿Qué será?, - pensó la mujer, y se fue a su vivienda. En la noche soño que ese algo brillante se movía como si tuviera vida. Por la mañana fue a buscarlo y lo recogió y envolvió en una hoja de yuca. Lo llamó Nucu y considerándolo desde entonces como su hijo, lo metió en un cántaro para alimentarlo.

Nucu parecía un gusano blanco. A la semana creció hasta llenar el cántaro. La mujer tuvo entonces que fabricar uno más grande, y ahí puso al gusano. A la semana el cántaro estaba otra vez lleno.

A pesar de su pobreza, la mujer trabajaba sólo para alimentar a Nucu que siempre tenía hambre y comía mucho. A la tercera semana Nucu dijo:

- Madrecita, me voy a pescar.

A la noche fue al río, y al recostarse atravesado sobre este, su enorme cuerpo represó las aguas y los peces comenzaron a saltar a las orillas. Al despuntar el amanecer llegó la mujer y recogió los pescados en una canasta. Desde entonces siempre tuvo alimento, cada noche iba con su hijo al río y correteaba por la playa agarrando pescados y metiéndolos en su canasta.

La gente comenzó a murmurar:

- ¿Cómo es que esta vieja tiene ahora tanto pescado, si antes se moría de hambre? - y fueron y le preguntaron:
- ¿Cómo tienes ese pescado?
La mujer no les respondía.
Pasó el tiempo y la gente del lugar comenzó a pasar hambre, ya no había peces para todos pues Ñucu los atajaba.

Entonces un día Ñucu le pidió a su madre:

"Madrecita, anda, diles que vengan aquí a pescar".

La mujer fue y les dijo:

- Allá arriba esta Ñucu pescando. Vamos, él nos invita a recoger pescados para todos.

De este modo la gente conoció el secreto de la viejita. Vivieron mucho tiempo sin problemas, hasta que Ñucu creció y llegó a ser tan enorme que ya no cabía en el río. Esta vez le dijo a la mujer:

- Madrecita, ahora me voy. Les he ayudado bastante aquí en la tierra, tú ya no pasarás hambre pues la gente te sabrá ayudar. Tengo que ir a sostener el cielo más arriba para que nunca más se vuelva a caer.

La viejita se quedó muy triste pensando en la pérdida de su hijo. Ñucu se echó entonces de un extremo a otro de la tierra y se elevó sosteniendo el cielo, hasta la misma posición en que está ahora. Ante el lejano cielo azul la mujer se puso a llorar. Pero en la noche, vió a su hijo brillando alla arriba. Era la Vía Lactea, y se consoló pensando que todas las noches podría ver a su hijo.

Vocabulario:

Chimane: Grupo aborigen del departamento del Beni, Bolivia.
Chaco: Terreno o campo en cultivo.

De cuentos y leyendas de América

Carpe Diem dijo...

Gracias por el regalito!! Es un bonito cuento.