SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

jueves, 8 de octubre de 2009

Hipatia de Alejandría

En los próximos días vamos a oír hablar mucho de una mujer, Hipatia de Alejandría. De la mano de Alejandro Amenábar (Tesis, Abre los ojos, Los otros, Mar adentro) nos llega una película llamada Agora (estreno mundial 9 de Octubre) con Rachel Weisz como Hipatia.

Siglo IV. Egipto bajo el Imperio Romano. Las violentas revueltas religiosas en las calles de Alejandría alcanzan a su legendaria Biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hipatia lucha por salvar la sabiduría del Mundo Antiguo con la ayuda de sus discípulos. Entre ellos, los dos hombres que se disputan su corazón: Orestes y el joven esclavo Davo que se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso de los cristianos.


Hipatia fue una mujer que vivió en la ciudad de Alejandría (Egipto) a principios del siglo V de nuestra era. Fue una mujer destacable que en un contexto histórico donde la mujer estaba muy relegada, logro tener nombre propio. Perdió la vida intentando salvar de la ignorancia al mundo y su mano ejecutora fue la instigación del Patriarca católico, Cirilo de Alejandría (hoy en día Santo de la Iglesia).

Hipatia de Alejandría fue, sin duda, una de las primeras mujeres en la historia que contribuyó al desarrollo de las matemáticas. Nació en Alejandría, Egipto en el año 370 de nuestra era y murió en esa misma ciudad en el 415.

Hipatia, Raphael Sanzio

De la madre de Hipatia no se tiene ningún registro pero se sabe que su padre, a quien ella adoraba, fue Teón de Alejandría, quien era un ilustre filósofo y matemático de esa época y que fue el maestro de Hipatia desde que ella fuera pequeña. Realmente Teón era una excepción y permitió que su hija se convirtiera en astrónoma filósofa y matemática, cosa que era sumamente inusual en un sistema en el que las mujeres no tenían derecho a la educación y sus vidas transcurrían en los espacios privados de sus casas, sus familias, sus amigas y de "las tareas femeninas".

Teón quiso que Hipatia fuera, dicho en sus propias palabras: "un ser humano perfecto" y por ello vigiló muy de cerca la educación de su mente y de su cuerpo. Cuentan los biógrafos de Hipatia que desde muy temprano en la mañana ella dedicaba varias horas al ejercicio físico, después tomaba baños que la relajaban y le permitían concentrar la mente para dedicarse, el resto del día, al estudio de las ciencias, la música y la filosofía. Al parecer este riguroso entrenamiento consiguió su objetivo pues a decir de Sócrates Escolástico, historiador de Hipatia, 120 años después de su muerte: "la belleza, inteligencia y talento de esta gran mujer fueron legendarios, superó a su padre en todos los campos del saber, especialmente en la observación de los astros".

Teón trabajaba en el Museo, institución dedicada a la investigación y la enseñanza que había sido fundada por Tolomeo, emperador que sucedió a Alejandro Magno, fundador de la ciudad de Alejandría. El Museo tenía más de cien profesores que vivían ahí y muchos más que asistían periódicamente como invitados. Hipatia entró a estudiar con ellos y aunque viajó a Italia y Atenas para recibir algunos cursos de filosofía se formó como científica en el Museo y formó parte de él hasta su muerte, llegando incluso a dirigirlo alrededor del año 400.

Hipatia se dedicó, durante veinte años, a investigar y enseñar Matemáticas, Geometría, Astronomía, Lógica, Filosofía y Mecánica en el Museo, ocupaba la cátedra de Filosofía platónica por lo que sus amigos y compañeros la llamaban "la filósofa". Ganó tal reputación que al Museo asistían estudiantes de Europa, Asia y África a escuchar sus enseñanzas sobre "la Aritmética de Diofanto" y su casa se convirtió en un gran centro intelectual. Citando nuevamente a Sócrates Escolástico: "consiguió un grado tal de cultura que superó con mucho a todos los filósofos contemporáneos. Heredera de la escuela neoplatónica de Plotinio, explicaba todas las ciencias filosóficas a quien lo deseara. Con este motivo, quien deseaba pensar filosóficamente iba desde cualquier lugar hasta donde ella se encontraba... pero a más de saber filosofía era también una incansable trabajadora de las ciencias matemáticas"

Hipatia se convirtió en una de las mejores científicas y filósofas de su época, erudita de un conocimiento que los cristianos identificaban con el paganismo y que por tanto perseguían.

Hipatia de Alejandría, de Charles William Mitchell. Laing Art Gallery


Los cristianos quemaron y destruyeron todos los templos y centros griegos, persiguieron a todos los académicos del Museo obligándolos a convertirse al cristianismo si no querían morir. Hipatia se negó; se negó a convertirse al cristianismo, se negó a renunciar al conocimiento griego, a la filosofía y a la ciencia que por más de veinte años había aprendido y enseñado en el Museo. En la cuaresma, en marzo del 415, acusada de conspirar contra el patriarca cristiano de Alejandría, fue asesinada. Un grupo de cristianos enardecidos la encontraron en el centro de Alejandría y, dejando hablar a Sócrates Escolástico: "La arrancaron de su carruaje, la dejaron totalmente desnuda; le tasajearon la piel y las carnes con caracoles afilados, hasta que el aliento dejó su cuerpo..."

Al asesinar a Hipatia asesinaron a una mujer, a una matemática y filósofa, la primera en la historia y la más notable de su época; pero no pudieron asesinar el pensamiento filosófico y matemático griego.


11 comentarios:

Mermaid Lullaby dijo...

Una mujer de las que yo admiro: fuerte, culta, cultivadora de cuerpo, mente y espíritu. Consecuente hasta el final.
WAUUU!!! Me muero de ganas de ver la peli.

SIL dijo...

Cuántas tropelías en nombre del Señor !!!!
Dios , si es que mira... se tapa la cara horrorizado.

No sabía del film y de Rachel Weisz, garantía de calidad.

Gracias por el post, el disparador a la reflexión histórica y el dato !!
Un beso gigante, GLADIADOR.

Graciela dijo...

Qué historia tan atrapante!
En verdad Hipatía ha sido una precursora, una defensora de la filosofía, la ciencia y la libertad.
Cuántas mujeres han tenido que entregar hasta su vida para ir abriendo el camino!
Gracias por el post.
Me has "vendido" esta película ahora mismo.

Simone B. dijo...

Lo que me parece curioso es que muy pocos conocíamos la historia de una mujer tan apasionante como adelantada a su tiempo, podría parecer un poco triste que ninguno supieramos de ella hasta que llegó la película, pero bueno, me quedo con conocerla sea como sea.

Voy a ver la película ésta tarde, ya te cuento qué tal ha ido..

Besos guapo

Jota Willem dijo...

Me encanta tu blog, tiene un diseño muy trabajado y los articulos son muy interesantes.
Un saludo desde hispania!
:)

Simone B. dijo...

Ya he visto la película y me ha encantado, os la recomiendo;)

Besos y feliz puente

Queralt. dijo...

Cuántas mujeres excepcionales han existido a lo largo de la Historia de la Humanidad y cuántas, están siendo ignoradas en éstos mismos momentos... y lo que más retuerce las entrañas es, que se ha hecho y se seguirá haciendo en nombre de las religiones... ¡qué asco!
Menos mal que poco a poco las vamos "recuperando" y dándoles algo de justicia, aunque sea a través de algo tan lúdico como el cine. Estoy deseando ir a ver la película que, sin duda por el director que tiene, será un peliculón. Y estoy segura de que me emocionaré, lo sé...
Besitos de cereza.

Queralt.

Rembrandt dijo...

La mujer, (mal llamado sexo débil) a través de los siglos ha dado muestra de su fortaleza y sabiduría y muchas veces ha pagado con su vida el mantener sus convicciones.

Hoy en día existen culturas donde la mujer sigue siendo sometida en nombre de Dios.

Me pregunto si alguna vez esto se irá a terminar...
Besos
REM

M.D.Meridio dijo...

MERMAID, SIL, GRACIELA, SIMONE, J. WILLEM, QUERALT, REMBRANDT Gracias a tod@s por vuestros comentarios.

Al margen de la película, la cual no he tenido tiempo todavía de ver, deseo dedicar este post a todas las mujeres que no dan nada por perdido y que hoy en día ya a nadie le extraña que reciban premios Nobel como los cinco últimos logrados este año en Economía, Literatura, Medicina y Química. Por todas las mujeres, por todas las “Hipatias”.

ॐ Palabras Andantes dijo...

desde que me enteré que Amenabar tenía en mente la realización de esta película he estado esperándola, ahora espero verla en cuanto pueda dejar a mi bebé unas horas con su iaia =)

gracias al cine que lleva estas historias a la gran pantalla, las generaciones nuevas pueden conocer y saber de estas grandes mujeres que ha tenido la humanidad y de algún modo que permanezca la memoria latente y no en el olvido.

muy buen post, un abrazo

marga dijo...

No conocía nada de Hipatia, gracias por compartirlo.
Me gusta el final: "...asesinaron a una mujer...pero no pudieron asesinar el pensamiento..."