SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

miércoles, 16 de septiembre de 2009

¡ Vivan los Rollings!

5 comentarios:

Queralt. dijo...

¡Que vivan!
Allá por mis catorce años, compré mi primer disco, un LP cuyo precio me costó mucho ahorrar. Era Mediterraneo. Como regalo de cumple, mi abuelo me llevó una noche a una discoteca a ver a Serrat. Fue, hasta aquél momento, el regalo más maravilloso. El siguiente disco que pude comprar fue un single y era de Los Rollings, concretamente, Brown Sugar y durante meses llenó atronó las paredes de mi casa con el correspondiente cabreo de mis padres... y yo pensaba y soñaba, en la posibilidad de verlos algún día en directo... ¡qué ilusión me hacía! Para mí, eran lo más en todo.
El momento llegó cuando cumplí los cincuenta. Mis hijas, como regalo de cumple y aprovechando su concierto en Madrid, me regalaron dos entradas. ¡Casi me da un algo! jejejeje. Y cuando los ví, allí, delante de mí, sabiendo que no era una fantasía, casi me da por llorar... aunque rápidamente lo olvidé para ponerme a a bailar como una posesa.
Sueño conseguido. Gracias a todos los dioses del Olimpo.
Que vivan Los Rollings, sí, por mi parte, que vivan Los Rollings.
Ya veo que tenemos cosas en común, sí, jejejje.
Besos de cereza.

Queralt.

Graciela dijo...

Yo me pregunto cómo es posible que sigan vivos. De verdad creo que es un milagro. Con todos los excesos que han vivido allí siguen de gira, vivitos y coleando! Yo no lo creo. No hay dudas de que son una leyenda, pero yo me quedo con los Beatles.

Carpe Diem dijo...

QUERALT En esto de los conciertos soy algo más Light. A Serrat si lo he visto varias veces, aquí en Valencia, también a Sabina. No he ido a ver a los Rolling y me parece que a estas alturas ya no iré, creo que deben tener ya 106 años, por lo menos. De todas formas, su inconfundible música nos pondrá siempre las pilas.
Es una “Satisfaction”.

GRACIELA No seré yo quién polemice sobre o Beatles o Rolling, parece ser que para los seguidores acérrimos de ambos, son totalmente incompatibles. O unos o los otros. No pueden gustar los dos. Respecto a lo de la edad y excesos, es algo increíble que con sus 106 años puedan seguir dando conciertos y subiéndose a cocoteros. Mucho batido de cacao y Coca…cola, creo, o como tú dices “milagro”, aunque yo lo llamaría “expediente X”.

Queralt. dijo...

Jejejejeje, sin duda andan cerca de los cien. Y, sobre las coca... colas, en el concierto de Madrid el amigo Keith no se tenía casi en pie. Cuando hizo uno de los solos que acostumbra con su guitarra mágica, se agachó totalmente extasiado (claro), y cuando quiso levantarse lo tuvieron que ayudar porque se caía... en fin, también podría haber sido por aquello de la edad pero, más bien lo dudo, jejeje.
En cuanto a la rivalidad de los fans de unos y de otros, sí que es verdad que, cuando yo era jovencita decir que eras de los Rollings ya te definía, y a la inversa, pero con el paso del tiempo he visto que te pueden gustar ámbos grupos sin ningún problema. De hecho, a mi me gustan también los Beatles y me sé sus canciones.
En fin, la MÚSICA así, con mayúsculas, creo que siempre integra.
Besitos.

Queralt.

SIL dijo...

Los clásicos no mueren...
A veces, hasta creo que no envejecen !!
Tocados por una vara mágica quizás, la de su talento, la del fervor de sus seguidores, la su popularidad.
Existe la inmortalidad, vista desde ese punto.
Beso enorme.