SÉ BIENVENIDO



Carpe Diem! Aprovecha el día. No dejes que termine sin haber crecido un poco, sin haber sido un poco más feliz, sin haber alimentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho de expresarte, que es casi un deber. No abandones tus ansias de hacer de tu vida algo extraordinario... No dejes de creer que las palabras, la risa y la poesía sí pueden cambiar el mundo... Somos seres humanos, llenos de pasión.

La vida es desierto y también es oasis. Nos derriba, nos lastima, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia... Pero no dejes nunca de soñar, porque sólo a través de sus sueños puede ser libre el hombre. No caigas en el peor error, el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso.

No te resignes... No traiciones tus creencias. Todos necesitamos aceptación, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta el pánico que provoca tener la vida por delante... Vívela intensamente, sin mediocridades. Piensa que en ti está el futuro y en enfrentar tu tarea con orgullo, impulso y sin miedo. Aprende de quienes pueden enseñarte... No permitas que la vida te pase por encima sin que la vivas...

Walt Whitman

Seguidores

miércoles, 13 de mayo de 2009

La Chica de Ayer

Nos ha dejado Antonio Vega, uno de los referentes del movimiento cultural y musical de los años 80 en España conocido como la "Movida madrileña", falleció ayer en Madrid. Llevaba varios días en un hospital en estado crítico, murió por complicaciones de un cáncer de pulmón. Tenía 51 años.

En 1977, Vega fundó junto a su primo Nacho García Vega el grupo Nacha Pop, una de las bandas más importantes de la llamada "Movida madrileña", de la que también formaron parte el director Pedro Almodóvar y grupos como Radio Futura.

Con Nacha Pop compuso la canción "La chica de ayer", considerada un himno para la generación de jóvenes españoles que vivieron la explosión de libertades y democracia tras la muerte del dictador en 1975.

Un día cualquiera no sabes qué hora es
Te acuestas a mi lado sin saber porqué
Las calles mojadas te han visto crecer
Y con tu corazón estás llorando otra vez.
 
Me asomo a la ventana eres la chica de ayer
Jugando con las flores, en mi jardín
Demasiado tarde para comprender,
chica, vete a tu casa, no podemos jugar.
 
La luz de la mañana entra en la habitación,
tus cabellos dorados parecen el sol.
Luego por la noche al Penta a escuchar
canciones que consiguen que te pueda amar.
 
Me asomo a la ventana, eres la chica de ayer.
Demasiado tarde para comprender.
Mi cabeza da vueltas persiguiéndote.
Mi cabeza da vueltas persiguiéndote
Mi c a - c a - c a - c a -cabeza da vueltas persiguiéndote.
Mi cabeza da vueltas persiguiéndote.

3 comentarios:

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

Era un gran músico...un gran profesional...
besitos

Carpe Diem dijo...

Igual que los olores o los perfumes se nos quedan grabados desde nuestra infancia o nuestra juventud y luego los reconocemos fácilmente en cualquier sitio ocurre con algunas canciones, que al escucharlas nos devuelven a aquellos años de adolescencia. Esta es una de ellas.

Antonio Vega fue un gran músico y compositor pero vivió demasiado tiempo en el filo de la navaja.

marga dijo...

Qué pena, tan joven, esta es una de las injusticias de la vida.
Siempre será recordado, de eso no tengo duda.
"No desaparece lo que muere, sólo lo que se olvida"
Siempre tengo esa frase presente para los que se van, pero se quedan.
Gracias por tenerlo en cuenta en tu blog.
Un saludo, y que estés bien.